Cada 01 de noviembre la noche piurana se enciende para rendir homenaje a sus seres queridos fallecidos, donde se celebra el Día de todos los Santos, en una noche de recuerdo en la que los camposantos son totalmente iluminados con velas en un ambiente alegre pero respetuoso, en el cual se forma una sola energía de amor y recuerdo para todos los seres amados.

Más información