Nuestro país está de aniversario: 200 años de rica historia, fe y tradición


Este 28 de julio los peruanos celebramos nuestro Bicentenario, una fecha muy importante que nos debe invitar a reflexionar y poder mirar el futuro con metas claras para el beneficio de todos.

Sinceramente estamos muy contentos y llenos de fe de poder empezar esta nueva etapa de nuestro país preservando los recuerdos de todos nuestros clientes como el tesoro más preciado que tienen. Esta tarea nos hace sentir llenos de orgullo de poder estar presentes en las familias peruanas y también nos sentimos responsables de seguir mejorando día a día.

El Perú es un país de una historia sumamente rica en tradiciones y sobre todo fe. No existe un rincón en donde no se encuentre un santo o santa que salga en procesión o las personas del lugar sean devotos. 

A lo largo de la historia siempre la fe ha estado presente en muchos acontecimientos importantes de este gran país. Somos nosotros, los hermanos y hermanas de fe, que seguiremos con esta línea reforzando nuestras creencias y por supuesto, respetando las de los demás. 

Está también en nuestras manos el poder obrar siempre por el camino de Dios y eso repercuta en hacer una mejor patria para nuestras familias, que tengamos un mejor lugar donde nacer, crecer y vivir como merecemos.

¿Estamos listos para hacer un mejor Perú?

La respuesta es sí, porque tenemos a nuestro Señor de nuestro lado, oremos para que este Bicentenario sea el punto de quiebre para algunas cosas y que empiecen otras muchas mejores para todos.

Sin embargo, debemos ser consciente de nuestras tradiciones también, esas que han permanecido durante décadas y nos han enseñado mucho por lo que somos ahora como sociedad, no dejemos de contribuir en fomentarlas a los más pequeños para que puedan ser partícipes.

El Señor de los Milagros, La Virgen del Carmen, El Señor de Luren, La Cruz de Motupe, entre otras tradiciones que nos alegran el corazón cuando llega el momento de poder recordarlas en fechas especiales durante el año.

Depende de nosotros seguir unidos como peruanos, no alejarnos de nuestra fe, no discutir, no ofendernos para seguir creciendo. Recordemos elevar nuestras oraciones hoy más que nunca que estamos a puertas de un acontecimiento más que especial. Es nuestro Bicentenario, debemos sentirnos parte de este suceso y veamos siempre el contribuir con buenos valores a nuestro lindo Perú.


Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.