¿Cómo conectarse con Dios desde casa en estos tiempos?


Vivimos en un mundo que se encuentra muy acelerado y también a la incertidumbre de qué puede suceder mañana.

Definitivamente nadie se imaginaba que nos tocaría vivir una pandemia que no solo ha perjudicado la salud sino en muchos casos, la estabilidad económica y mental de las personas. 

Sin embargo, así existan muchos inconvenientes que se presenten, por más problemas que no sepamos como terminarán, tenemos a alguien que nunca nos falla y ese alguien es nuestro Señor. 

Él nos dice que no tengamos miedo, que el amor que nos tiene siempre estará presente así se nos nuble el panorama por las cosas que suceden a nuestro alrededor. 

Mucha gente puede pensar que debido a que las iglesias momentáneamente están cerradas no se puede reforzar la fe, ese argumento es totalmente inválido y nosotros te vamos a dar algunos consejos de cómo puedes estar en contacto con Dios sin salir de casa y, sobre todo, con fe en cada momento. 

1.- Reza al momento de levantarte: Este consejo se puede volver un hábito muy importante en la vida de una persona católica. 

Así podrás reforzar tu fe y agradecerle a nuestro Señor por un día más de vida. Recordemos que hemos abierto los ojos gracias a Dios y cómo sobrellevar el día depende de Él, pero en gran parte de ti también, es un trabajo en conjunto que debemos tener siempre en cuenta. 

Iniciemos nuestro día con una sonrisa y dando gracias que eso nos alegrará el corazón. 

2.-Toma unos minutos de tu día para hablar con Dios: No necesariamente mediante una oración se puede hablar con nuestro Padre, entabla una conversación con Él como si lo hicieras con tus hijos, tus padres o tus amigos. 

Hazlo como si Él estuviera en la habitación donde te encuentras, eso te reconforta y podrás sentirte realmente bien. Realiza esta actividad en el momento del día que tu creas pertinente, pero tómate tu tiempo, hazlo con sentimiento y por supuesto, con mucha fe. 

3.-Agradece antes de dormir: Si inicias tu día con Dios, la única forma de acabarlo es con Él también. Esto lo puedes hacer mediante una oración en tu habitación, expresándole lo agradecido o agradecida que estás por el día que has pasado. 

A veces no tenemos un buen día, sin embargo, igual debemos agradecer y pensar que nuestro Señor nos guiará por el camino de la reflexión y lo que hicimos mal lo corregiremos. Si es un día en el cual te ha ido de la mejor manera, solo agradece y pide que Dios derrame más bendiciones sobre ti y tu familia para continuar con días buenos. 

Esperamos que estos 3 consejos los apliques, está en nosotros poder sobrellevar esta situación difícil que nos ha tocado vivir, pero al lado siempre tenemos a nuestro Padre que nunca nos abandona.

Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.