Estando a pocos días de la Navidad, seguramente estás en la búsqueda de regalos para tus familiares a quienes tanto quieres, haciendo lista para saber a quienes regalar, sacando presupuestos de cuánto gastar y haciendo largas colas para pagar.

Regalar es una forma de decir que te tomaste el tiempo y dejaste de pensar en ti para pensar en tus familiares y amistades, pero ¿te has puesto a pensar lo hermoso que es regalar lo intangible, lo que viene del corazón?

Esta Navidad, te invitamos a que dejes de lado lo material y te enfoques en obsequiar los verdaderos regalos, esos que no pasarán de moda nunca, que no tienen ticket de cambio y que se recibirán con una sonrisa asegurada.

Aquí te dejamos una lista de regalos que puedes hacer esta Navidad, sin gastar nada y entregando todo tu corazón. De esta manera recordaremos el verdadero significado de la Navidad, que es estar unidos en amor y paz.


Regala Comprensión:
Deja de pensar un rato en ti y proponte a escuchar y observar lo que los demás tienen que hacer y decir. Ponte en el lugar de tu ser querido, escúchalo y comprende su forma de pensar sin criticar nada, solo escucha.

Regala Tiempo:
Este es el mejor regalo que puedes hacer, el tiempo es lo más valioso que hay, no se puede comprar con nada. Entregar tu tiempo, es un tesoro que no regresará jamás. ¿A quién le entregarás tu tiempo?

Regala Atención:
Sincroniza tu mente con tu corazón. Mantente presente en la conversación con los demás. Cuando estés conversando con alguien, desconéctate de tus pensamientos y concéntrate en la conversación, conéctate con la persona.

Regala Alegría:
Por más que te encuentres pasando por un momento difícil, evita pensar en tus problemas cuando estés con alguien, no dejemos que las dificultades de la vida nos quiten la alegría. Al estar alegres transmitimos nuestra alegría a los demás y construimos hermosos recuerdos con los demás.

Regala Perdón:
Perdonar cuesta, pero no es imposible, quizás llevas mucho tiempo guardando rencor con alguien y esto solo te trae dolor en alma. Reúnete con esa persona y pide perdón, al pedir perdón o aceptar el perdón de otro, se hace la magia, nos sacamos un peso de encima, hasta respiramos mejor. ¡Anímate a perdonar!

Regala Ayuda:
Entrega tu voluntad para ayudar a alguien a solucionar algún problema que esté afrontando. También puedes ayudar a las personas más necesitadas, personas sin hogar, huérfanos, ancianos abandonados. Solo brinda tu ayuda a los demás de la que creas mejor.

¿Ya sabes qué vas a regalar esta Navidad? Escoge uno o varios de estos regalos y sorprende con amor, porque no hay mejor regalo que el que viene del corazón.

Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.