Es frecuente en la vida de todo ser humano tener que afrontar algunos problemas diarios, como la falta de tiempo, cargas y problemas familiares, la mala economía, estrés por los estudios, facturas pendientes, la falta de concentración o alguna enfermedad.


El principal inconveniente con los problemas, es que solemos esquivarlos y dejar que se agraven con el tiempo. Por ello, te damos algunos tips para enfrentar el día a día con optimismo:
Céntrate en lo que puedes controlar. Practica ejercicio físico. Sé positivo. Ora. Rodéate de amigos que sumen. Reflexiona. Aprende de tus errores. Perdona.


1. Realiza esta oración al despertarte para mejorar tu día:
Haznos sentir tu presencia desde que nos despertamos hasta que dormimos, en cada una de nuestras acciones, para entender que todo lo podemos ofrecer por tu amor, por tu misión. Nada es poca cosa para ti.


2. El mundo necesita que le hables de Dios. ¿Sabes cómo hacerlo?
En todo diálogo, escuchar es la clave absolutamente necesaria, y escuchar es la clave para hablar de Dios. Por tanto, sería totalmente ilógico hablar sobre él desde la agresividad. La ternura, la comprensión y el amor derriban toda clase de muros, aun el muro de la más grande indiferencia, este es el único camino para anunciar al mundo que Dios es lo que más necesita en todo momento.


Hablar sobre Dios siempre será un reto, pero además es una aventura fascinante, siempre y cuando parta de los puertos del amor y la comprensión mutua, alejada de toda agresividad, fanatismo, rivalidad, etc. A quién es el Amor no se le anuncia sino desde el amor.
Para hablar a los hombres sobre Dios, hay que hablar mucho a Dios de los hombres. En todo momento, la oración es el punto de partida. Recuerda que en ella nos encontramos.


3. ¿Sabías que la vida contemplativa existe?
Es Dios quien nos escoge para que seamos contemplativos. No estamos ante un tipo de vida que haya que conquistar, sino ante un modo de ser que hay que dejar que aflore desde lo más interior, allí donde Dios sembró, por el bautismo, la semilla de un amor infinito. No hay una receta concreta, pero sí se pueden facilitar las cosas para recibir este regalo. Existen algunas disposiciones del alma para la vida de oración. Aquí una pequeña lista que puede ayudar: Buscar el recogimiento. Fomentar momentos de silencio. Vida en oración. Crecer en presencia de Dios. Formación doctrinal. Buscar vivir en Cristo. Vivir en Liturgia.


Podemos concluir citando a santo Tomás que decía que uno solo contempla cuando ama. El esfuerzo de recogimiento es importante, pero lo más relevante es el énfasis en el amor: Eucaristía.

4. ¿Qué hacer si perdemos a un ser querido? Idealmente, la persona que está afligida debido a la pérdida de un ser querido podrá sobrellevar y superar el proceso de duelo. Con tiempo y apoyo, asimilará y aceptará la pérdida, sobrellevará el dolor de la separación y se ajustará a la vida sin la presencia física de su ser querido.

Sugerencias que pueden ayudar a hacer frente a la pérdida: 

  • Permítase sentir el dolor, así como todas las otras emociones.
  • Tenga paciencia con el proceso.
  • Reconozca sus sentimientos, incluso los que le desagradan.
    Permítase llorar.
  • Busque ayuda, hable acerca de su pérdida, sus recuerdos y su experiencia de la vida y muerte de su ser querido.
  • No piense que está protegiendo a su familia y amigos al no expresar su tristeza.
  • Pídales a otros lo que necesite.
  • Busque a otras personas que también hayan perdido a un ser querido y hable.

 Cuando se sienta bien, haga algo creativo como: 

  • Comience a mantener un diario.
  • Haga un álbum de recortes.
  • Pinte cuadros.
  • Plante flores o árboles.
  • Participe en una causa o una actividad que le gustaba a su ser querido.


Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.