Una vida armoniosa es resultado de la conexión entre pensamientos, palabras y acciones. La clave para que estos tres pilares permanezcan en armonía es darle equilibrio a la mente, ya que una mente equilibrada trae pensamientos positivos y como consecuencia, tus palabras y acciones también serán positivas.

Encontrar el equilibrio emocional es un trabajo diario, que depende mucho de nuestro esfuerzo diario.

Es necesario hacer pequeños cambios internos, estos nos ayudarán a aceptar y controlar nuestras emociones de una forma más eficaz. A continuación, veamos cuáles son los 5 hábitos que las personas emocionalmente equilibradas conservan y nos pueden ayudar a manejar nuestras emociones.

1. Tomarse tiempo de pensar antes de reaccionar: 

Como seres humanos tendemos a dejarnos llevar por la emoción del momento, es importante tomar un respiro y pensar antes de responder o accionar. Si es necesario alejarnos de la situación para poder evaluarlo y poder tomar decisiones más objetivas.

2. Reconoce tus emociones:
Nuestras emociones son parte de nosotros, pero hay que saber reconocerlas y si estamos en un ánimo de pena o tristeza puede afectar este proceso de decisión, para no afectar nuestro futuro.


3. Mirar hacia adentro y pensar en sí mismo sin sentirnos culpables:

Meditar sobre lo que en verdad nos hace sentir bien. Al mismo tiempo, pensar sobre cómo pueden generar pequeños placeres de forma constante. Nuestras alegrías interiores son más reconfortantes incluso que las exteriores. Buscar fuera la felicidad es caminar en la dirección equivocada, pues lo externo es efímero y cambiante.


4. El ejercicio es tu amigo:

El ejercicio crea una sensación de bienestar debido a las endorfinas. Salir a caminar por unos minutos nos puede ayudar a despejar la mente en momentos tensos, en pensar bien las cosas y tomar mejores decisiones.

5. Que la gratitud se convierta en un requisito indispensable su día a día:

Cada día es una nueva oportunidad, por eso debemos practicar la gratitud. Estar agradecido por los positivo en nuestra vida, en Dios, ya que es tremendamente beneficioso para nuestro equilibrio emocional, ya que nos enfocamos en lo realmente importante y que es un sentimiento positivo.

Positivos o negativos, nosotros podemos elegir como manejar estos pensamientos, por eso, debemos prestar atención y reconocer cada uno, además de las situaciones que los causan. Podemos generar motivación y entusiasmo o por lo contrario disgusto y tristeza con lo que transmitimos. Nuestros pensamientos pueden enriquecer nuestras palabras, y nuestras palabras incentivar a nuestros pensamientos, por ello, es importante tener un vocabulario positivo para gozar de una vida positiva.

Es primordial empezar nuestro día con buenos pensamientos, como una oración, una conversación con Dios ya que estos a lo largo del día se transformarán en palabras positivas, conversaciones y acciones positivas con nuestro entorno.

Recuerda que eres lo que piensas, dices y haces. Muchas veces no prestamos atención a nuestra forma de pensar, de hablar y de accionar, es por eso por lo que luego vivimos con angustias o desmotivados y no nos damos cuenta el porqué.

Hay 5 pautas que son básicas para llevar una vida armoniosa con uno mismo y con el entorno:

  • Cuando estés solo, cuida tus pensamientos.
  •  Cuando estés solo, cuida tus pensamientos. 
  • Cuando estés con amigos, cuida tu lenguaje
  • Cuando estés enojado, cuida tu temperamento. Cuando estés en grupo, cuida tu comportamiento.
  • Cuando estés en problemas, cuida tus emociones.

Cuida de tus pensamientos, palabras y acciones, al tener positivo los 3, podrás llevar una vida plena, en la cual goces de vivir, al disfrutar la vida, transmites energía a tu entorno. El buen ánimo se transmite y crea una vibración que une.

Recuerda que, si eres feliz y pleno contigo mismo, das energía y alegría al prójimo, todos somos una misma energía que mueve al mundo ¿Cuál es el mundo en el que quieres vivir?




Palabras clave:-Pensamientos
-Armonía
-Emociones
-Mente
-Positivo

Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.