¿Qué hacer cuando alguien pierde a un ser querido?


El deceso de un familiar o un ser querido puede ser uno de los impactos más grandes que le toque enfrentar una persona. Este es un momento en el que se necesita todo el apoyo de un amigo para sobrellevar el dolor. Por ello, si tienes alguien que esté pasando por una etapa de duelo, te presentamos algunas formas, muy cercanas, para que le des fuerzas, apoyo y mucha comprensión.

 1. Escuchar con mucha atención cada detalle

 En estos momentos tan difíciles la sensación de pérdida aviva muchos recuerdos y emociones contenidas, que necesitan decirse. Es muy importante escuchar con atención cada palabra, que expresa las preocupaciones más profundas del otro. A veces, el silencio y la empatía pueden reconfortar más que nada. 

2. Procurar estar muy atento de la otra persona, más de lo habitual

Es probable que exista una etapa de “desconexión”, en la que el deudo no quiera hablar, incluso ni comer, porque estará sumergido en su dolor. En esos momentos, es importante abrir las puertas a la comunicación y compresión, ayudarlo a en lo más cotidiano como no dejar de dormir o alimentarse. Puedes hacer preguntas como: “¿Cómo estás?”, “He estado pensando en ti ¿Estás más tranquilo ahora?”, “¿Vamos a caminar para despejarnos? o “¿Comiste algo?”. 

3. Ofrece tu ayuda concreta

Para la persona afectada es un momento donde se tienen que encargar de muchos trámites, por eso es muy importante ofrecer nuestra ayuda; podemos encargarnos de algunos temas importantes que pueden generar mayor estrés o a los que la persona afectada no pueda enfocar toda su atención. Como llamar a algún familiar o coordinar algunos servicios, de esta manera podemos expresar nuestra preocupación y apoyo. 

4. Hablar de nuestras propias pérdidas y de cómo nos adaptamos a ellas

 Aunque todos tenemos diferentes formas de afrontar el duelo, al abrirnos emocionalmente y compartir nuestra experiencia, podemos ayudar a aquellos que aún se encuentran en esa etapa. Cuando estás en medio del dolor, puedes pensar que no podrás atravesar ese proceso tan difícil; pero al verte reflejado en otra persona que ya lo superó encuentras confianza para hacerlo tú también. 

5. Establece un contacto físico adecuado

Dicen que un gesto vale más que mil palabras. Y en el duelo, un contacto físico tiene la misma importancia. Con solo poner la mano sobre el hombro del otro o dándole un abrazo cuando fallan las palabras, entregamos fortaleza para seguir adelante. 

6. Comunica la esperanza y fe Católica para entender la muerte

Los católicos, aceptamos la muerte como parte natural de la vida. Y este entendimiento sólo se torna real cuando confiamos en Dios y su plan divino; porque sabemos que después de la vida terrenal estaremos en la eternidad al lado del Señor, como decía el apóstol San Pablo: 

“Porque para mí la vida es Cristo, y la muerte ganancia. Pero si viviendo en este cuerpo puedo seguir trabajando para bien de la causa del Señor, entonces no sé qué escoger. Me es difícil decidirme por una de las dos cosas: por un lado, quisiera morir para ir a estar con Cristo, pues eso sería mucho mejor para mí; pero por otro lado, es más necesario por causa de ustedes que siga viviendo." (Filipenses 1, 21-24). 

Además, en nuestra formación católica, sabemos que el amor es más fuerte que la muerte. Cuando alguien ya no está a nuestro lado, lo seguimos llevando en la mente y el corazón; así como hemos amado a Jesús durante toda nuestra vida. 

El duelo no es fácil, por eso tomemos un tiempo para consolar y dar nuestro apoyo al amigo que se encuentre pasando por este momento, transmitiendo con mucho amor estos importantes consejos. 

"El pago que da el pecado es la muerte; pero el don que da Dios es vida eterna en unión con Cristo Jesús, nuestro Señor." (Romanos 6, 23).

Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.