Seis razones para rezar


¿Cuándo fue la última vez que te conectaste con Dios mediante la oración? Usualmente conversamos con Dios y oramos en los momentos en los que la vida nos pesa, cuando la vida se pone oscura, cuando no hay risas ni sonrisas en nuestro día, pero son muy pocas las veces en las que rezamos para agradecer por las cosas buenas que la vida nos pone en el camino, para agradecer por ser bendecidos, incluso agradecer por los malos momentos que son estos los que nos dejan aprendizajes para toda la vida.

Mantener la concentración para rezar, muchas veces es una tarea complicada, a lo largo del día tenemos muchos pensamientos y responsabilidades, las cuales nos quitan tiempo para conectarnos con el Señor, pero debemos dedicar un tiempo a cada cosa en nuestra vida, así como le damos un tiempo a la familia, un tiempo a los amigos, debemos reservar también un momento para conversar con Dios que tanto nos ama, no importa cuánto tiempo sea, lo importante es acordarnos de Él.

Seguramente alguna vez en tu vida te has preguntado ¿Por qué es importante orar?


En los siguientes párrafos conocerás 5 razones por las cuales es importante rezar.


Orar nos sirve para pedir ayuda a Dios:

En esos momentos que no encuentras respuestas, en los que sientes que no puedes más, es ahí cuando la oración nos sirve como canal por el cual podemos elevar nuestras intenciones a Dios para que sean escuchadas. Orar nos permite agradecer a Dios:

Así como buscamos a Dios en los malos tiempos, también es importante orar para agradecer por las cosas buenas que nos da, porque somos bendecidos, porque Él siempre nos acompaña. Orar y agradecer por las mañanas nos ayuda a llevar una vida más positiva. 

Orar nos permite mandar buena energía a los demás:

Entregar nuestras oraciones a otras personas es muy valioso, es el mejor regalo que le puedes hacer a un ser querido, además al rezar por el prójimo serás doblemente bendecido. 

Orar nos hace confiar en el plan de Dios:

Cuando oramos nos acercamos a Dios y nos liberamos de nuestras preocupaciones, dejamos a un lado la ansiedad por tratar de controlar todo, confiamos y soltamos, nos dejamos llevar por el camino que Dios tiene preparado para nosotros. 

Orar nos ayuda a estar en paz:

La oración es una herramienta para curar el dolor, el caos, las molestias. Cuando pasamos por preocupaciones, llenamos nuestra mente de pensamientos y no conseguimos estar tranquilos, en estos momentos la oración nos trae la calma que buscamos para estar en paz.

Orar nos ayuda a no perder la esperanza:

A veces las cosas no salen como planeamos y nos frustramos pensando que no hay una salida, orar en este momento nos trae esperanza para entender que los malos tiempos también son parte de la vida y tienen un fin. Rezar nos da la esperanza de que luego de la tormenta siempre sale el sol.

Hay muchas más razones para rezar, solo debes prestar atención al llamado de Dios, Él siempre nos buscará y querrá conversar con nosotros.
¡Haz un tiempo de tu día para conectarte con Dios!

Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.